El reciclaje mueve la economía del mundo y ayuda a malgastar menos residuos

Lo admito. Soy una persona que quiere que el medio ambiente mejore y apoyo el uso de  energías renovables… pero me cuesta muchísimo reciclar. De todos modos, prometo que estoy trabajando en cambiar ese mal hábito y contribuir en mejorar el mundo. Todos deberíamos aplicar la regla de las tres R de la ecología: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

Pero me voy a centrar en la última R ya que fui a una interesante exposición sobre reciclaje para que me ilumine sobre “¿A dónde van los residuos?” (On van els residus?) que la organizó el ayuntamiento de Barcelona junto con el departamento de gestión de residuos y limpieza. Se podía visitar en el espacio Disseny HUB Barcelona, junto a la estación de tranvía que hay en la plaza Glories, durante el mes de noviembre. Sé que publico esto un mes después pero… me ha faltado tiempo para respirar en mi trabajo.

La exposición era muy pequeña pero concentraba mucha información interesante del proceso que se lleva a cabo después de tirar, por ejemplo, un brick de leche al contenedor amarillo. Y es que reciclar sigue el mismo ciclo de la naturaleza. Todo lo que nace, muere y es usado para alimentar a otros seres vivos. Pues sabed que todo lo que tiráis (digo recicláis) vuelve a nosotros mediante la economía circular. Compras un producto y cuando no lo usas, lo tiras. Éste pasa por un proceso para convertirlo en una materia prima lista para ser vendida en el mercado y volver a ser usado.  Te invito a que leas los principios y características en los que se basa la economía circular.

El mundo debe utilizar los recursos de los que dispone de manera responsable porque son limitados y reducir los residuos. Reducir no sólo significa contaminar menos, también es no malgastar agua o luz. Otro ejemplo pero personal, es que odio las monodosis de algunos productos. Prefiero comprar una gran cantidad de un producto y conservarlo, que comprar mini dosis. Por ejemplo, los packs de latas de atún que te vienen tres o seis. Yo compro directamente una lata grande y vierto el contenido en un táper. No se contamina el atún y no estoy desechando mini latitas que al final ocupan más que una grande.

Reutilizar es dar a un objeto una segunda vida útil. Internet está lleno de ejemplos de esta práctica que además de creativa ayuda al medio ambiente en no generar más residuos. Por último está reciclar que significa separar la basura y tirar cada cosa a su color de contenedor correspondiente para transformar un producto en otro nuevo que pueda volver a ser usado. Este proceso genera mucho empleo y dinero ya que se necesita de personal y maquinaria para llevarlo a cabo.  Por cierto, en la ciudad de Barcelona, regalan bolsas de colores para ayudar a identificar el reciclaje y el cubo marrón de lo orgánico en cualquier punto verde, ¡pasad a recogerlas y contribuir al medio ambiente!

La ropa se deposita en contenedores naranja o puntos verdes de la ciudad. El proceso de separación de residuos textiles tiene tres vertientes. La ropa de mejor calidad (supone un total del 8% recogido) se destina a tiendas de venta de ropa de segunda mano para ofrecerlas al mercado a un precio asequible o se entrega a los servicios sociales para que la entreguen a familias necesitadas. La ropa con ligeras imperfecciones pero en perfecto estado se exporta mediante por cooperación social a otros países (supone el 50% total del lanzado). Por último, la ropa de baja calidad que no sirve (32%), se recicla. El algodón sirve para crear futuros trapos de limpieza o hilo para tejer. Se envía a países asiáticos donde se utiliza como material de aislamiento industrial. La lana se usa para rellenar colchones. Las fibras sintéticas se exportan para fabricar paneles aislantes. Sólo el 10% del total recogido es inservible que no puede ser reutilizado ni reciclado. En el caso de Barcelona, la empresa que gestiona el residuo textil es una empresa de inserción laboral que ofrece oportunidades laborales a personas en situación de riesgo social.
La ropa se deposita en contenedores naranja o puntos verdes de la ciudad. El proceso de separación de residuos textiles tiene tres vertientes. La ropa de mejor calidad (supone un total del 8% recogido) se destina a tiendas de venta de ropa de segunda mano para ofrecerlas al mercado a un precio asequible o se entrega a los servicios sociales para que la entreguen a familias necesitadas. La ropa con ligeras imperfecciones pero en perfecto estado se exporta mediante por cooperación social a otros países (supone el 50% total del lanzado). Por último, la ropa de baja calidad que no sirve (32%), se recicla. El algodón sirve para crear futuros trapos de limpieza o hilo para tejer. Se envía a países asiáticos donde se utiliza como material de aislamiento industrial. La lana se usa para rellenar colchones. Las fibras sintéticas se exportan para fabricar paneles aislantes. Sólo el 10% del total recogido es inservible que no puede ser reutilizado ni reciclado.
En el caso de Barcelona, la empresa que gestiona el residuo textil es una empresa de inserción laboral que ofrece oportunidades laborales a personas en situación de riesgo social.
Tubos y bombillas fluorescentes. Estos productos desechables son peligrosos debido al mercurio que contienen. Lo mejor es llevarlos a un punto verde o en los puntos de venta que tengan un servicio de recogida para evitar la contaminación que pueden causar. Una vez se envía a la planta de reciclaje especializada se separa por tubos fluorescentes, bombillas de alta intensidad que contienen vapor de mercurio y otras bombillas como las de bajo consumo o las incandescentes. Lo primero que hacen es recuperar el vidrio. Se separan los quemadores y se aspira el polvo fluorescente que pueda contener. Después se tritura y se vende a recuperadores de vidrio. Los quemadores y filamentos que están en contacto con el polvo de mercurio se introducen en una cámara protegida y controlada. Cuando está llena se calienta hasta una temperatura de 600 grados y se le añade oxígeno. Se condensan los gases para obtener mercurio líquido. Pero este mercurio aún no es puro, aún hay que quitarle restos de agua y otras impurezas. El mercurio puro se usa como reactivo en laboratorios químicos y en la industria óptica o electrónica. Todas las partes metálicas como el aluminio se trituran y se venden a chatarreros.
Tubos y bombillas fluorescentes. Estos productos desechables son peligrosos debido al mercurio que contienen. Lo mejor es llevarlos a un punto verde o en los puntos de venta que tengan un servicio de recogida para evitar la contaminación que pueden causar. Una vez se envía a la planta de reciclaje especializada se separa por tubos fluorescentes, bombillas de alta intensidad que contienen vapor de mercurio y otras bombillas como las de bajo consumo o las incandescentes. Lo primero que hacen es recuperar el vidrio. Se separan los quemadores y se aspira el polvo fluorescente que pueda contener. Después se tritura y se vende a recuperadores de vidrio. Los quemadores y filamentos que están en contacto con el polvo de mercurio se introducen en una cámara protegida y controlada. Cuando está llena se calienta hasta una temperatura de 600 grados y se le añade oxígeno. Se condensan los gases para obtener mercurio líquido. Pero este mercurio aún no es puro, aún hay que quitarle restos de agua y otras impurezas. El mercurio puro se usa como reactivo en laboratorios químicos y en la industria óptica o electrónica. Todas las partes metálicas como el aluminio se trituran y se venden a chatarreros.
Botellas de cava: se llevan al contenedor verde. Las botellas que se recuperan enteras se las limpia para eliminar restos de etiquetas y otros residuos. Después se catalogan según su color y tamaño. Se controla que no tenga desperfectos para ser reutilizadas mediante un riguroso criterio de calidad. Las defectuosas se llevan a una empresa recuperadora de vidrio para que triture y funda estos materiales y los convierta en nuevos envases de vidrio. Pero el mercado está lanzando tanta diversidad de botellas de cava que cada vez es más difícil el proceso.
Botellas de cava: se llevan al contenedor verde. Las botellas que se recuperan enteras se las limpia para eliminar restos de etiquetas y otros residuos. Después se catalogan según su color y tamaño. Se controla que no tenga desperfectos para ser reutilizadas mediante un riguroso criterio de calidad. Las defectuosas se llevan a una empresa recuperadora de vidrio para que triture y funda estos materiales y los convierta en nuevos envases de vidrio. Pero el mercado está lanzando tanta diversidad de botellas de cava que cada vez es más difícil el proceso.
Las cápsulas de café desechables pueden ser de aluminio o de plástico. Hay que separarlas y llevarlas al punto verde correspondiente. Las cápsulas de aluminio se chafan en una máquina y se pasa por un gran cilindro giratorio con agujeros de una medida que provoca que caigan los restos de café. Luego se llevan a una planta especializada para que se limpien y se funda para obtener otra vez materia de primera de aluminio y que sea reutilizada en la producción de nuevas piezas de aluminio. Las cápsulas de plástico también se chafan para separar los posos. El plástico se tritura y se envía a una planta que lo utiliza para fabricar mobiliario urbano u otros usos. Por cierto, los posos del café se mezclan con otros residuos orgánicos para crear compuesto de alta calidad. º
Las cápsulas de café desechables pueden ser de aluminio o de plástico. Hay que separarlas y llevarlas al punto verde correspondiente. Las cápsulas de aluminio se chafan en una máquina y se pasa por un gran cilindro giratorio con agujeros de una medida que provoca que caigan los restos de café. Luego se llevan a una planta especializada para que se limpien y se funda para obtener otra vez materia de primera de aluminio y que sea reutilizada en la producción de nuevas piezas de aluminio. Las cápsulas de plástico también se chafan para separar los posos. El plástico se tritura y se envía a una planta que lo utiliza para fabricar mobiliario urbano u otros usos. Por cierto, los posos del café se mezclan con otros residuos orgánicos para crear compuesto de alta calidad.
Los plásticos. Se lanzan al contenedor amarillo y luego se envía a la planta de selección. Allí se hace una selección manual para apartar los residuos voluminosos. Mientras, una máquina se encarga de abrir las bolsas rotas. Otra máquina separa los residuos: los finos como las tapas, los planos como bandejas o films y los redondos como botellas, latas o brics. A continuación, un separador óptico selecciona mediante un rayo de luz y otro de aire los diferentes tipos de materiales como plásticos, papel o cartón o brics. Por último un aspirador extrae material ligero como bolsas de plástico. Los brics se llevan a una planta especializada de Cataluña que se encarga de recuperar los tres componentes de los envases; papel, plástico polietileno y el aluminio. El cartón se separa en una gran lavadora donde la fibra del papel se disolverá en agua, con esta masa líquida se fabrican papel y cartón reciclado para nuevos envases. el plástico y el aluminio se separan del papel disuelto mediante filtros. La pirolisis es un proceso de combustión que convierte el plástico en energía que utiliza la misma planta. El aluminio se lleva a una empresa de fundición donde se transforma en lingotes y se recupera para nuevos usos como piezas industriales de fundición o perfiles de aluminio.
Los plásticos. Se lanzan al contenedor amarillo y luego se envía a la planta de selección. Allí se hace una selección manual para apartar los residuos voluminosos. Mientras, una máquina se encarga de abrir las bolsas rotas. Otra máquina separa los residuos: los finos como las tapas, los planos como bandejas o films y los redondos como botellas, latas o brics. A continuación, un separador óptico selecciona mediante un rayo de luz y otro de aire los diferentes tipos de materiales como plásticos, papel o cartón o brics. Por último un aspirador extrae material ligero como bolsas de plástico. Los brics se llevan a una planta especializada de Cataluña que se encarga de recuperar los tres componentes de los envases; papel, plástico polietileno y el aluminio. El cartón se separa en una gran lavadora donde la fibra del papel se disolverá en agua, con esta masa líquida se fabrican papel y cartón reciclado para nuevos envases. El plástico y el aluminio se separan del papel disuelto mediante filtros. La pirolisis es un proceso de combustión que convierte el plástico en energía que utiliza la misma planta. El aluminio se lleva a una empresa de fundición donde se transforma en lingotes y se recupera para nuevos usos como piezas industriales de fundición o perfiles de aluminio.
Residuos orgánicos: todas las bolsas de restos orgánicos depositadas en contenedores marrones van, en el caso de Barcelona, a los ecoparques 1 ó 2. Allí los residuos descargados pasan por un proceso de separación tanto manual como mecánico. Por un lado, se extraen los materiales que son impropios, es decir, no orgánicos, como papel, cartón, briks, plásticos de todo tipo, vidrio y metales. Después los residuos orgánicos pasan por un proceso de fermentación que se alarga unas cuatro semanas. Durante este proceso se genera biogás (metano) con el cual se produce electricidad y calor que se aprovecha en la misma planta de reciclaje. El material orgánico fermentado se somete a un proceso de compostaje durante dos semanas más. El resultado es un compuesto de calidad que es utilizado como abono orgánico en jardinería y agricultura.
Residuos orgánicos: todas las bolsas de restos orgánicos depositadas en contenedores marrones van, en el caso de Barcelona, a los ecoparques 1 ó 2. Allí los residuos descargados pasan por un proceso de separación tanto manual como mecánico. Por un lado, se extraen los materiales que son impropios, es decir, no orgánicos, como papel, cartón, briks, plásticos de todo tipo, vidrio y metales. Después los residuos orgánicos pasan por un proceso de fermentación que se alarga unas cuatro semanas. Durante este proceso se genera biogás (metano) con el cual se produce electricidad y calor que se aprovecha en la misma planta de reciclaje. El material orgánico fermentado se somete a un proceso de compostaje durante dos semanas más. El resultado es un compuesto de calidad que es utilizado como abono orgánico en jardinería y agricultura.
Para evitar que los aceites de cocina sean un problema para las cañerías, depuradoras y del medio acuático, hay que llevarlo al punto verde. El aceite lo recoge una empresa que hace filtrado y lo transporta a una planta de gestión de residuos. Luego el aceite pasa a un tanque donde una centrifugadora filtra las partículas más finas y se calienta para eliminar el agua que se encuentra mezclada. El aceite pasa por un segundo tanque donde se hace un último filtro para extraer impurezas y obtener un aceite que pueda ser utilizado como materia prima para usos industriales. Con este aceite y otros componentes como el metanol se hace biodiesel, un combustible producido a partir de materia renovable que puede ser utilizado en motores adaptados para biodiesel 100% o motores convencionales que mezclan gasoil en porcentajes bajos (5%).
Para evitar que los aceites de cocina sean un problema para las cañerías, depuradoras y del medio acuático, hay que llevarlo al punto verde. El aceite lo recoge una empresa que hace filtrado y lo transporta a una planta de gestión de residuos. Luego el aceite pasa a un tanque donde una centrifugadora filtra las partículas más finas y se calienta para eliminar el agua que se encuentra mezclada. El aceite pasa por un segundo tanque donde se hace un último filtro para extraer impurezas y obtener un aceite que pueda ser utilizado como materia prima para usos industriales. Con este aceite y otros componentes como el metanol se hace biodiesel, un combustible producido a partir de materia renovable que puede ser utilizado en motores adaptados para biodiesel 100% o motores convencionales que mezclan gasoil en porcentajes bajos (5%).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s