En el antiguo egipcio se momificaban a ricos y animales

¡Buenas seguidores de La 4ª Línea! El año pasado fui a la exposición “Animales y Faraones” de CaixaForum Barcelona, se podía visitar hasta el 10 de enero de 2016. A mí, todo relacionado con el Antiguo Egipcio me chifla. Me parece una época preciosa y misteriosa. Por eso visité la exposición, esperando encontrar algo nuevo que no supiera del tema.

El ir con altas expectativas de lo que podía encontrar me ha decepcionado, igual que con la exposición dedicada al estudio de animación Pixar. A mí, personalmente no me ha contado nada que no supiera. De hecho, la información con la que hilvanan los pasillos me ha parecido muy pobre.

Os cuento el resumen. En el Antiguo Egipcio el río Nilo era la fuente principal de su riqueza. Cuidar su fauna y ciclo era la diferencia entre la vida y la muerte. Se dieron cuenta de que no podían explotar éste recurso natural para la agricultura u otras tareas sin respetar el ecosistema. De ahí que los animales tengan una gran importancia en su religión pues los consideraron como dioses en la tierra.

La religión egipcia incluye dioses humanos y otros animales antropomórficos. La relación de los egipcios con los animales no consistía sólo en darles alimento. Podían ser compañeros del hogar o ayudantes en sus tareas más laboriosas.

Quiero dejar claro que la momificación se llevaba a cabo a quién podía pagar a los embalsamadores. No sólo a los faraones. Todo egipcio de estatus medio quería preparar su cuerpo para el más allá. Pero era un proceso caro y no al alcance de todos. De hecho, los esclavos estaban excluidos. Sin embargo, a los animales se les consideró intermediarios de los dioses, mandados para ayudar. Los que morían y habían servido a un egipcio, se les pagaba el embalsamamiento o momificación como agradecimiento.

Lo mejor de “Animales y Faraones” son las reliquias que puedes ver en una gran sala que serpentea por los pasillos. Más de 400 piezas traídas del museo francés Louvre. Era como visitar un mini museo del mundo faraónico sin tener que ir a París o Londres. La muestra se podía dividir en tres clases: objetos cotidianos con formas o representaciones de animales, momias y estatuas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La sección estrella es la sala donde se muestran 14 momias de animales y las estatuas. En donde pasé más tiempo maravillada porque me sentía más cerca de una tumba egipcia. Habían varias momias de gatos, aves, cocodrilos y otros animales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otra cosa que me gustó es que permitieron hacer fotos en la exposición. Espero que CaixaForum lo mantenga para futuras exposiciones porque me gusta mostraros a vosotros mis propias fotografías. Y esto es todo. Al salir un chico me hizo un cuestionario para medir el grado de satisfacción con la exposición. Me pilló bastante descontenta porque aunque el tema era ingenioso, la información no era relevante ni instruía.

Dentro de la exposición anunciaron que se podía conseguir el libro “Las leyendas bestiales del Egipto faraónico” que cuenta anécdotas sobre el reino animal. Tienes que registrarte en su base de datos para descargártelo.

Bueno, si os ha gustado el artículo, por favor compartirlo en las redes sociales. Nos leemos pronto, ¡pasad un buen fin de semana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s