Kung Fu Panda 3: la maestría de ser el mejor guerrero del dragón

¡Buenas seguidores de La 4ª Línea! Esta vez quiero realizar la crítica a la película de animación de los estudios DreamWorks: Kung Fu Panda 3.

La verdad, era una secuela muy esperada tras el final de la segunda película. Os lo recordaré: el padre de Po recibe una especie de llamada del universo que le anuncia que su hijo sigue vivo en algún rincón de China. Como el país es pequeño, mejor empezar a buscar.

KFP3_sq500_s34_f140_FIN.jpg
Encuentro entre Po y Li, el padre biológico del guerrero del Dragón / Fotografía de DreamWorks

La esencia de la película vuelve a volcarse en lo mismo y lanza varios mensajes positivos tanto para los niños como los adultos: la importancia de ser fiel a uno mismo y perseguir sus sueños, superar los obstáculos, el autoconocimiento a través de la acción y el papel de la familia y los amigos que enriquecen las relaciones personales.

La trama de la película es que Po, Jack Black es quién presta su voz en la versión original, debe convertirse en maestro pero debe encontrar su propia manera de enseñar a los demás no a ser como él o enseñar como su anterior maestro, si no que sus discípulos puedan ser la mejor versión de ellos mismos. Todo bajo el paraguas de un nuevo malo en el universo Kung Fu Panda.

KFP3_sq2000_s76_f140-RGB_FIN.jpg
Kai el hacedor de viudas como se hace llamar, es un maestro que roba el chi de los otros guerreros y los fosiliza en piezas de jade / Fotografía de DreamWorks

En toda la tierra no existe un villano capaz de hacerle frente a Po así que tienen que buscarse a uno del mundo de los muertos: Kai, ladrón del chi. Un malo con poca personalidad que lo único que nos ayuda es a conocer más las intenciones del fallecido maestro Oogway, la tortuga, sobre la elección del guerrero del dragón.

Debo decir que lo que menos me gustó es cómo enfocan el tema de la adopción al principio de la película. El padre adoptivo queda relegado a un segundo plano sin importancia cuando Po encuentra a su padre biológico, al cual le acepta y le dice que quiere enseñarle su mundo para que se sienta orgulloso de él. Todo bajo la cara de pena del ganso que dice en voz baja “yo ya estoy muy orgulloso de ti”.

KFP3_sq500_s75.3_f106_FIN_.jpg
Li, el padre de Po, creía muerto a su hijo pero al reencontrarlo intenta protegerlo y llevárselo a la aldea de pandas para que Kai no le haga daño / Fotografía de DreamWorks

Al principio me indignó. El ganso, un empresario de los fideos con ideas innovadoras para potenciar el negocio, no sólo le ha ofrecido un hogar, le ha dado su amor incondicional y le ha cuidado como un igual. Para solucionar una serie de acontecimientos en donde el padre adoptivo parece invisible, al final, la solución de DreamWorks es la esperada pero sin llegar a ello con naturalidad. La aceptación de ambos padres de que estando juntos es como más pueden enriquecer emocionalmente a Po.

Y entiendes que Li, el padre de Po, sea protagonista. La pérdida de su mujer y su único hijo fue un suceso trágico que nunca fue deseado. Tras por fin encontrar a su hijo y descubrir que es un guerrero del dragón con todos los riesgos que supone, no puede evitar, como todo padre, sentir que su hijo necesita protección para no perderle otra vez.

Otro asunto que me llama la atención es que parece que a Tigresa la empiezan a preparar para ser mamá. Ella es una fuerte mujer guerrera con las ideas claras pero soltera. No es el estereotipo ideal de las mujeres que quieren ser aceptadas en sociedad. Así que vemos a Tigresa en la aldea de los pandas siguiendo los caprichos de una pequeña panda, la cual acaba apreciando y protegiéndola como a una hija. ¿DreamWorks, acaso quieres que empecemos a asimilar campanas de boda entre Tigresa y Po? Espero que no. 

kfp3-tigress
Tigresa es una de los cinco furiosos y la única en sobrevivir al ataque de Kai porque huyó por orden de su maestro / Fotografía de DreamWorks

De todos modos, Kung fu Panda 3 es una película agradable de ver para todos los públicos. La película está dirigida por Jennifer Yuh Nelson y Alessandro Carloni. La banda sonora compuesta por Hans Zimmer sigue siendo preciosa.

Me encanta la saga y la sigo disfrutando. Se supera en cuanto a estética, argumentación de valores y humor. La encuentro muy instructiva, una preciosa historia de superación personal. Mucha gente paga por ir a charlas sobre valores y autoconocimiento. Opino que Po es cualquiera de nosotros al que le han dicho no puedes ser lo que deseas. Sin embargo, sólo tu amor por ese sueño y las ganas de luchar te permiten dar los pasos que hagan falta. Habrán siempre obstáculos, pero son salvables: te ayudan a crecer y conocerte. También tendrás amigos a tu alrededor que te apoyarán y te querrán por lo que eres.

Os dejo con esta parodia acerca de la “princesa de los nunchakus”. Nos leemos pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s