Adventures in London (2): El paraíso de los peluches, jardines y semáforos a tutiplén

DSC_0017.JPG
Interior de Harrods, el sitio era enorme, con diferentes estilos arquitectónicos

¡Bienvenido a la 4ª Línea! Segunda parte de nuestro viaje a Londres. El primer post lo dediqué a la llegada por la mañana y ahora continúo con lo que hicimos la tarde de ese largo día. La verdad, para no haber dormido, estaba hiperactividada.

Las galerías de Harrods me impresionaron por la estética de sus decoraciones. Me recordaba a estar en el pasado pero rodeada de lujo. Cada planta, e incluso algunas salas tenían una decoración singular, muy neoclásica y en otras ocasiones oriental, como las escaleras egipcias. Los ascensores me recordaban a otra época, rollo steampunk.

DSC_0022.JPG
Es como si estuviéramos en el submarino del capitán Nemo / Foto de IR

Lo mejor era que no te miraban por encima del hombro. A veces voy a el Corte Inglés y salgo corriendo y sintiéndome mal porque las dependientas te tratan diferente según como vas vestida. Y al lado de Harrods, los almacenes españoles se quedan paupérrimos.

Lo que más me moló fue la sección de peluches. Soy fan de los ositos, los tigres, perros, da igual. Los peluches blanditos y suaves. Ernest me tenía que sacar a rastras. Me quedaba embobada viendo jirafas altísimas, caballos, elefantes… Mira que soy mayor y he crecido pero un peluche sigue siendo mi debilidad de niña. Actualmente mi peluche favorito es un pingüino que me regaló Ernest cuando fuimos al Acuario de Barcelona. Por si te lo preguntas, al final no compré ni un oso de peluche. Mi suegra me contó que en un viaje en avión le quisieron abrir un peluche porque sospechaban que escondía algo. Por miedo a que me hicieran lo mismo, decidí no transportar objetos “sospechosos”. Solo me faltaba gastarme 20 libras y que me destripen el osito como en una película de terror.

DSC_0147
Nuestra primera merendola en Londres, Ernest pain du chocolate con agua gaseosa y yo mi adorado café / Foto de IR

Tras las compras en Harrods, reparamos fuerzas en un Costa, me recomendaron el sitio para tomar café decente en Londres. La verdad es que me pareció un robo que me cobraran 2,50 libras, casi 4 euros. Por una semana de abstinencia en cafeína no me pasaría nada… ¿o sí? Por suerte el café del hotel era en sobre de la marca Nescafé y me gustó junto con la leche. Normalmente la leche de vaca me sienta mal pero aquella semana no tuve problemas de estómago ni pesadez. Más tarde descubrí que la leche en Londres tiene un sabor diferente a la española porque no contiene conservantes ni aditivos. Caduca antes y tiene un sabor a leche fresca. Como te he dicho, me gustó el café con leche del hotel, que por lo general suele ser malillo.

DSC_0141.JPG
Salivando el primer día por estos dulces / Foto de IR
DSC_0242.JPG
¡Dame veinte por favor, en vena! / Foto de IR
DSC_0158.JPG
Esta calle me suena… ¿La he visto en Sherlock? / Foto de IR

En nuestro descanso decidimos ir andando hasta Kensington Palace. Callejeamos un poco, incluso vi una calle que me sonaba haber visto en la serie de Sherlock, creí que en esta calle se rodó la casa de Irene Adler, al final resultó que la calle es parecida pero algo lejillos de donde nos encontrábamos. De todos modos, hicimos un poco de turismo Sherlockiano a lo largo de la semana. Si algún día quieres visitar las localizaciones de la serie, te recomiendo que mires esta web.

Nuestra ruta cubrió una parte muy pequeña de Hyde Park, el Albert Memorial, Albert Hall, lago y Kensington palace. Me encantó el extenso jardín/parque/terreno para brincar, correr o pasear. Fuimos de la mano por el césped, paseando. Nos gustó mucho la experiencia, de hecho, casi cada día si podíamos íbamos a un parque. Es un lujo en una ciudad encontrarte con ese gran paraíso de la naturaleza donde poder despejar la mente y ver algo de verde. Fuera los edificios, sólo muchos kilómetros de césped y árboles. La verdad, temí por mis alergias. En Barcelona sufro muchas, no puedo pisar los “parques” y mucho menos el jardín botánico. Estos sitios desprenden un olor muy fuerte; acabo con nariz roja y garganta irritada. Pero en los parques de Londres no noté nada… Los echo de menos.

DSC_0206.JPG
Estatua parlante (con una app) de la Reina Victoria / Foto de IR
DSC_0207.JPG
Jardines de Kensintong / Foto de IR

Por cierto, vimos un montón de ardillas saltando. Eso sí, estaban muy acostumbradas a los humanos. si te arrodillas y haces el ademán de querer darles de comer, se acercan. Sin miedo.

DSC_0217.JPG
¡Mira, una ardilla! / Foto de IR
DSC_0264.JPG
Impresionante entrada con un unicornio / Foto de IR
DSC_0253.JPG
Come como una reina… ¡Era un chiste fácil! / Foto de IR
DSC_0256.JPG
¿¡Es que no pueden tirarlo a la basura!? Pero si la tienen… Wait! ¿Dónde puñetas se esconden los cubos de basura en Londres? / Foto de IR

El día lo acabamos frente al Buckingham palace. Fue visita de médico, verlo, sacar fotos y volver al hotel. La noche sin dormir nos estaba pasando factura.

Termino la entrada de este diario con una curiosidad. Cada vez que queríamos cruzar la calle por un paso de peatones teníamos que darle a un botón en el semáforo. ¡Siempre! Al principio lo respetábamos pero luego hacíamos como todo el mundo, mirar a ambos lados y cruzar como cabras. Nos dio la sensación de que los coches tenían prioridad por encima de los peatones. Otra cosa que nos dimos cuenta, es que si se le da al botón en ambos lados de la acera, se pone en verde antes porque, intuímos, el sistema reconoce que hay más gente dispuesta a cruzar.

DSC_0167.JPG
Para cruzar, pulsa el botón. Las primeras 99 veces es divertido…/ Foto de IR
DSC_0168.JPG
… Después acabas hasta el moño de “esperar” / Fotografía de IR
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s