Adventures in Londres (4): British Museum, tiendas de videojuegos y M&M’s

¡Vamos al British Museum! La entrada es gratuita, así que animaos a ir a los museos porque contienen colecciones muy interesantes. Y yo quería ver la sección Antiguo Egipto. Siempre me han gustado las civilizaciones antiguas y mi favorita era la relacionada con los dioses egipcios y los faraones. Ahora me interesan todas, pero las civilizaciones antiguas tienen su toque enigmático.

dsc_0623
Precioso edificio neoclásico / Foto de IR
dsc_0627
Desde aquí abajo se puede apreciar la altura del edificio y nos podéis ver los agujeros de la nariz / Foto de IR
dsc_0628
Interior, en la sala principal que sirve de precursora al resto de salas / Foto de IR

El museo era enorme, recorrimos a gran velocidad todas sus salas. Arte etrusco, romano, oriental y europeo. La verdad es que las salas tenían altos techos y predominaba el blanco. Sin embargo, no sentí que me empapaba de historia de la humanidad. Tienen una bonita colección pero falta información. Me imagino que para saber más de cada obra, tienes que comprar la guía.

Os afirmo que la joya del museo es la piedra Rosetta, caray, llamó la atención de todos los visitantes y era casi imposible sacar una foto. Al final pude hacerla pero salió borrosa. La gran expectación que despierta es que contiene un texto en tres idiomas, uno de ellos el jeroglífico. Su gran importancia es que permitió conocer el significado de los símbolos.

A medida que avanzábamos por las salas, se nos quitaban las ganas del ver las reliquias. Soy defensora de la historia de la humanidad y su preservación pero el museo olía demasiado a exhibición para turistas. Aunque la entrada fuera gratuita, todos los demás servicios ascendían el precio.

Vimos de  todo en las tiendas del museo, y sí, he dicho tiendas. Creo recordar que habían en la sala principal una librería, cafetería y dos tiendas de souvenirs. Cerca de la entrada donde por cierto te cachean para comprobar si llevas armas, hay una tienda a la derecha con joyas, pañuelos y copias de las reliquias.

A la salida vimos una tienda preciosa de ropa escocesa. EL acaparare me llamo la atencion porwue exhibía un traje escocés con kilt (la falda para los hombres). Nos atrevimos entrar pero no a fotografiar. Dentro se vendían sombreros, telas con estampacion de cuadros y jerseys de lana.

dsc_0742
Dentro se estaba calentito y la calidad de la ropa era buena / foto de IR
dsc_0741
WTF… Helados y perritos calientes… Estaba frente al museo / Foto de IR

Después fuimos a un pequeño centro comercial porque Ernest tenía curiosidad por ver cómo eran las tiendas Game. Los precios eran parecidos en España, algunos más baratos. Pero la gran diferencia de ellos respecto a España es que no tienen esos grandes módulos con juegos de segunda mano apilados como si fuera el mercadillo. No. En ese Game habían dos pasillos, todo ordenado y con juegos. Aunque la segunda sorpresa fue ver que lo que más llenaban las estanterías eran las tarjetas digitales con el código de los juegos. Es decir, lo que más se vende es el juego digital. Curioso.

dsc_0752
Por si en un día normal no vamos al Game… también en Londres / Foto de IR
dsc_0753
Expositor con tarjetas de códigos de juegos. / foto de IR

Volvimos al centro, a Picadilly Circus.

dsc_0755
Picadilly Circus, me las ingenié para capturarla cuando había menos gente / Foto de IR
dsc_0763
Pompas de jabón para entretener a los niños / Foto de IR
dsc_0767
Estatua de Eros / Foto de IR.
dsc_0769
Calle principal llena de tiendas / Foto de IR

Desde allí caminamos hacia Hamleys, la tienda de juguetes y peluches. Decir que habían muchos peluches es quedarse corto. Era mi paraíso de los osos de peluche. Quería comprarme uno pero tenía miedo que en el aeropuerto les diera la neura de que dentro guardara algo raro y me lo destriparan. No quería gastarme el dinero en algo que pudiera ser sospechoso.   Nosotros fuimos sólo con maleta de mano.

dsc_0806
Peluches… ¡Osos de peluche! / Foto de IR

Otra cosa que me enamoró de Hamleys fue que tenían una sección crea tu propio oso de peluche, con la tela que quieras, eliges el sonido y la ropa que lleva.

La tienda de juguetes se divide en cinco plantas. Dentro venden videojuegos, juegos de mesa, peluches, Legos, muñecas, juguetes de acción, más peluches, coleccionismo de Harry Potter, El señor de los anillos o súper héroes. Los dependientes son muy simpáticos. Juegan todo el día e intentan alcanzar sus objetivos de venta enseñando el funcionamiento de diversos artefactos, la mayoría relacionados con la magia.

Después me empeciné en visitar la BBC. Llegamos tarde para comprar una ruta por las instalaciones así que me contenté por ver a través de una ventana la gran sala con cientos de escritorios y ordenadores. Varias personas trabajaban para informar al país y al mundo.

dsc_0847
Fachada del edificio / Foto de IR
dsc_0850
Lo abrazo y no lo suelto, yo quiero trabajar aquí / Foto de EF

Callejeamos hasta que vimos un CEX, otro lugar favorito de mi pareja. La verdad es que son muy parecidos a los que tenemos en Barcelona, así que no hay nada que contar de interés.

dsc_0860
Entrada de la tienda de compra-venta Cex / foto de IR
dsc_0857
Interior del CEX, no me libro de la ruta de Ernest ni en el extranjero / Foto de IR

Nuestros pasos y el olfato nos condujeron hasta Chinatown, el barrio chino de Londres. Me lo esperaba más grande. Apenas eran dos calles. Eso sí, me sentí transportada a otro país. Se trata de un barrio comercial, los nombres de las calles están escritos tanto en inglés como en chino, al igual que los restaurantes y negocios tenían los productos escritos en su idioma. Increíble.

dsc_0865
Arco de bienvenida / Foto de IR
dsc_0874
El barrio se encuentra en el Soho, nos costó un poco encontrarlo / Foto de IR
dsc_0882
Ejemplar de bilingüismo / foto de IR.

El día lo terminamos en la tienda M&M’s. Compramos una bolsa de los rellenos de cacahuete, mis favoritos. También decidí que me haría una colección de monedas aplastadas de las ciudades que visitara. Y regresamos al hotel para reponer fuerzas.

dsc_0889
Entrada al mundo de chocolate
dsc_0903
Peluches, ropa, tazas, figuras… / Foto de IR
dsc_0905
The M&Mtles / foto de IR
dsc_0912
Venta a granel de decenas de M&M’s ya sean con leche, cacahuete o crujiente / Foto de IR
dsc_0892
Reloj suizo antes de la hora de ponerse en marcha / Foto de IR
dsc_0940
Cada hora se puede ver en marcha a este reloj en Leicester / Foto de IR
dsc_0942
Si pensáis que no duró ni dos días, os equivocáis. Duró 5 días. El precio me hizo racionarlo / Foto de IR
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s